Buscar

No hay mejor Gobierno que aquel que está más cerca de la gente

Esta entrevista tiene dos intenciones, en primer lugar, averiguar la formación y pensamiento de las nuevas generaciones y en segundo lugar, comenzar a reflexionar acerca de las municipalidades y las funciones que deben cumplir. Falta muy poco para las elecciones de donde surgiran las nuevas autoridades edilicias. El Ing. Gamal Serhan Jaldin reúne las condiciones necesarias para cubrir ambos propósitos.

ESCENARIO POLÍTICO: Dada su experiencia en el campo de la política municipal, ¿cual es su visión de la Cochabamba del 2015?

Gamal Serhan: Primero, para hablar de la Cochabamba del 2015 tenemos que imaginarnos una ciudad metropolitana, integrada por los municipios de Vinto, Quillacollo, Colcapirhua, Tiquipaya, Cercado y Sacaba. Me imagino una ciudad para estudiar, descansar, conocer y producir, por lo que necesitamos crear instituciones en las cuales compartamos la misma visión y acción, los del sector público y privado, y las universidad formen profesionales con este perfil. Para que esto sea posible, necesitamos bajar nuestros niveles de contaminación, mejorar nuestro sistema de vialidad y transporte, nuestros centros de abasto, generar los espacios urbanos para viviendas productivas y villas de descanso, tener las condiciones de servicios que nos permita recibir una fuerte cantidad de turistas y desarrollar la vocación productiva de cada parte de la microregión de la zona metropolitana. Es decir la única manera de imaginarnos el futuro, es comenzar a construirlo ya!

E.P.: En ese tiempo dada la dinámica universal y nacional, ¿que cosas podrán suceder en materia de urbanismo en general en los países y las ciudades?

G.S.: La globalización y los procesos de descentralización, han provocado la concentración de mayor cantidad de población en las zonas urbanas y al mismo tiempo el debilitamiento de los gobiernos centrales, por lo que existe la tendencia de transferir al sector privado la prestación de todos los servicios básicos. El Gobierno Municipal debe recuperar el control de todas las empresas que tienen que ver con la prestación de dichos servicios para evitar que las prácticas monopólicas y oligopólicas pongan en riesgo el desarrollo sostenible y bienestar social.

No hace poco hemos sufrido en el país y en los países más industrializados apagones de grandes magnitudes, por lo que la Alcaldía a través de la formulación de políticas públicas debe fomentar el uso eficiente del agua; sustituyendo los tanques de agua de los inodoros de 18 lts. por lo de 6 lts., el uso eficiente de la energía eléctrica; sustituyendo los focos comunes (incandescentes), por otros de bajo consumo de energía (fluorescentes compactos), o fomentar el uso del gas domiciliario y vehicular, todo esto para generar ahorros en el gasto familiar, ampliar la cobertura de los servicios y garantizar el cuidado de nuestros recursos.

E.P.: Cuales son las mayores potencialidades y debilidades de la Alcaldía?

G.S.: No hay duda que el mejor gobierno es aquel que esta más cerca de la gente… Pero lo que podría ser una gran potencialidad se ha convertido en su gran debilidad. La Alcaldía tiene un instrumento valiosísimo para la incorporación de las demandas de la sociedad civil en su concepción de cual es el futuro que queremos para nuestra ciudad; la planificación participativa, lamentablemente el uso de este instrumento no esta siendo promovido y aprovechado. La ventaja de estar cerca de la gente, es que puede convertirse en un instrumento que fortalezca la democracia ciudadana, porque hace efectiva la participación de la población y la actuación de sus autoridades no escapa al control ciudadano, permitiendo que cualquier iniciativa o acción, pueda ser evaluada inmediatamente o inclusive corregida.

E.P.: Alguna vez nosotros dijimos que la política en los Gobiernos Municipales debía ser discutida, concebida en el Concejo, y que el Alcalde debería ser un administrador nombrado por el Concejo Municipal para ejecutar los proyectos discutidos y aprobados en su seno. Que opina Ud. de esta propuesta?

G.S.: En realidad así esta concebida la Ley 2028 de Municipalidades, se establece que la máxima autoridad del Gobierno Municipal es el Concejo Municipal, que es donde se discuten las políticas que debe aplicar el Alcalde. Lo que sucede es que, la política boliviana es caciquista y no hay que olvidar que el candidato a primer concejal es el que se postula para ser Alcalde, lo cual supone que el resto de los candidatos a concejales son subordinados al candidato de Alcalde y por ende las políticas del Concejo esta supeditadas a la concepción del Alcalde. Si lográramos que la elección del Alcalde, fuera independiente de la elección de los concejales; como el caso del legislativo y ejecutivo nacional, los concejales distritales tendrían que responder a sus votantes y no a sus partidos, ejerciendo de mejor manera su rol fiscalizador y los Alcaldes responderían a las políticas discutidas y emanadas por el Concejo Municipal. Es necesario reformar la Constitución Política del Estado.

E.P.: En la proyección de la descentralización administrativa existe alguna contradicción entre la Alcaldía y la Prefectura, y de ser así como se puede resolver esto?

G.S.: Yo creo que cada una de estas instituciones cumplen roles diferentes. La Prefectura debería de servir para acercar al Gobierno Central con la población en áreas de interés nacional. Lo que ha sucedido es que, mientras las Alcaldías no tienen la suficiente cantidad de recursos para atender todas sus demandas, a su turno las administraciones prefecturales han mostrado una ineficiencia traducida en el mal uso de los recursos con los que cuentan. Las Administraciones Prefecturales han servido para acomodar a los militantes de los partidos de turno de gobierno y no han tenido ni la visión política y económica para convertirse en agentes del desarrollo regional, queriendo en muchos casos competir con la popularidad de los Gobiernos Municipales realizando inversiones en campos de estricta competencia municipal, en vez de realizar inversiones concurrentes. Por esto creo que es urgente la revisión de las competencias prefecturales y de los recursos que administran.

E.P.: Desde el punto de vista financiero, nuestra Alcaldía es solvente? Nos referimos a su capacidad siempre financiera en relación con las tareas que debe realizar.

G.S.: La solvencia de cualquier institución esta definida a partir de la capacidad de hacer frente a sus obligaciones. Desde esa perspectiva yo creo que la Alcaldía no es solvente. A partir de la concepción clásica los recursos con los que cuenta la Alcaldía no le alcanzan para cumplir con sus competencias establecidas por Ley. La Alcaldía no se puede apegar a esta concepción clásica y ser una institución que tenga como única responsabilidad el desarrollo urbano; arreglar parques, pavimentar calles, poner luminarias, y a veces recoger la basura. Si bien, las obras municipales y los servicios son una premisa básica que deben cumplir; el reclamo fundamental del pueblo es que las autoridades fueron electas para gobernar. Y gobernar significa administrar, prestar servicios básicos eficientes, pero también construir un proyecto de desarrollo municipal y regional. Estamos hablando de un proyecto de impacto en la vida diaria del ciudadano y, a partir de la implementación de políticas municipales dirigidas al servicio del vecino, el impacto se traduzca en desarrollo económico y humano de nuestro país. Es necesario poner esa visión urbanista al servicio de una visión que incorpore el Desarrollo Económico Local como premisa para enfrentar la globalización.

E.P.: Que debe hacer la Alcaldía para influir en el manejo de las regalías petroleras en la proyección de los grandes objetivos del Departamento.

G.S.: Aparentemente la Alcaldía del Cercado no tendría nada que hacer en un territorio que no esta bajo su jurisdicción. Aquí tenemos que introducir un concepto vital, necesitamos pensar globalmente para actuar localmente. Tenemos que entender que cualquier emprendimiento público o privado en cualquier parte de nuestro departamento, nos beneficiará de manera indirecta; porque usaran nuestros hoteles, restaurantes, transporte, aeropuerto o terminal de buses. Por lo que debemos fomentar toda iniciativa así esta no este en la jurisdicción territorial. Lo grave es que las empresas petroleras que operan en nuestro Departamento, no tienen ni siquiera oficinas en Cochabamba, entonces no están generando efectos multiplicadores en la economía departamental. La Prefectura; que es la institución que recibe los recursos de las regalías, no tiene una oficina para el control de la cantidad de hidrocarburos que se explotan o exploran, por lo que tampoco tenemos control ninguno sobre su manejo y menos una política departamental hidrocarburifera.

E.P.: En relación con la seguridad, el alcoholismo, la violencia, la delincuencia que puede hacer la Municipalidad?

G.S.: Estos son los síntomas de una sociedad en crisis. Para esto, la Alcaldía tiene que asumir que es responsable del bienestar social local. La única manera de luchar contra estos males es devolviéndole a la gente “dignidad” a través de un empleo seguro, de acceso a la salud, a la educación y a la vivienda, y recuperando el sentido de solidaridad y apropiación del espacio que había en los pueblos de los que vienen nuestros padres. La delincuencia, la violencia y la inseguridad toman ventaja en una sociedad individualista, donde lo que le suceda al vecino no me importa, porque además no lo conozco. Es necesario que el Gobierno Municipal formule políticas que impulsen el desarrollo económico local, para la creación de fuentes de trabajo, asuma los indicadores de educación y salud para manejar la nave de sus recursos humanos y al mismo tiempo desarrolle programas de integración barrial para establecer relación entre los vecinos a través objetivos comunes, como el mejoramiento de su calle o de la plazuela barrial, etc. Necesitamos también, integrar a los jóvenes a nuestra sociedad en brigadas de salud, de educación, de seguridad escolar, de primeros auxilios, de cuidado al medio ambiente, ellos son la mayoría de nuestra población por lo que tenemos que tomarlos en cuenta. Los problemas de alcoholismo y drogadicción comienzan, cuando ellos no se sienten parte de algo y esa es nuestra responsabilidad y la Alcaldía debería tener un rol protagónico en su integración. Además en forma conjunta con las Universidades deberíamos desarrollar un programa de inserción laboral, donde el estudiante de último año trabaje durante seis meses realizando su “servicio social” o su “tesis aplicada” generando beneficio común. De esa manera también rompemos el circulo de NO tiene experiencia.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo