Buscar

La revolución de la Web 3: ¿en qué consiste y cómo debemos prepararnos en Bolivia?



Se romperán oligopolios poderosos y habrá un mayor empoderamiento individual. Los gobiernos perderán control sobre los ciudadanos.


Ante la inminente “remodelación” de Internet con la Web3, ¿qué impactos tendrá el cambio sobre la economía global? ¿Cómo deben prepararse para esta transformación los agentes económicos en Bolivia? ¿Qué debe hacer por su parte el sistema educativo, y en general, todo el campo de la formación de recursos humanos?


Desde eju.tv consultamos la opinión de dos conocedores de las tecnologías de la información y la comunicación, Amples Regiani y Gamal Serhan.


“Vamos a descentralizar, criptografiar y tokenizar todo”


“En la Web1 todos tuvimos acceso a Internet y para poner navegar por ella nacieron portales de comunicación como Yahoo o AOL. También nacieron los correos como Hotmail y una empresita llamada Google, que tenía un buscador que te permitía encontrar cualquier cosa. En la Web2, gracias a las redes sociales como Twitter, Facebook y Youtube, Internet se ha vuelto de doble vía: cualquiera puede crear contenido, interactuar y colaborar. En la Web3 vamos a descentralizar, criptografiar y tokenizar todo. En ese proceso, muchos intermediarios de la Web2 van a morir y vamos a experimentar una nueva Internet más poderosa, más segura, más anónima, más transparente y sobre todo más integrada a la vida real”, explicó Regiani.


El experto dijo que para saber lo que va a pasar en el futuro, “muchas veces sólo necesitamos mirar qué sucedió en el pasado. Si hoy miramos el ranking de las diez empresas más valiosas del mundo, veremos que cinco de ellas nacieron en la Web1 y Web2. Ocho de estas diez son empresas de tecnología. La historia no va a ser diferente en la Web3”.


“Algunos actuales players en el mercado de tecnología como META, Alphabet y otras como Nvidia o Unreal seguramente van a aumentar en muchos miles de millones de dólares su valor de mercado, pero seguramente nuevas empresas que aún siquiera sabemos que existen estarán valuadas en miles de millones de dólares en la siguiente década, gracias a nuevos desarrollos en la web”, precisó.


“Bolivia tiene la cancha inclinada en contra”


Sobre los desafíos de adaptación para el país, Amples Regiani opinó que “de entrada, Bolivia tiene la chanca inclinada en contra: primero, tenemos el promedio de Internet más lento y uno de los más caros de la región. Por otro lado, la Web3 está construida a partir de la descentralización y del blockchain. Eso tiene que ver con NFT’s, Smartcontracts y criptomonedas. Las principales formas de pago y tokenización de la web y del metaverso están prohibidas en el país, aunque son usadas por miles de personas todos los días”.

Para la formación de recursos humanos, el reto sería “entender y aceptar que la Web3 y todo lo lo que se viene ya está sucediendo. No es una teoría futurista. Hay equipos en Bolivia que ya trabajamos y tenemos reuniones semanales en el metaverso. Cuanto antes entiendan, desarrollen planes y capaciten su personal mejor va a ser su transición. Sé que es duro pensar en eso cuando la mayoría de las empresas siquiera están digitalizadas… pero es inevitable”.


“El mundo se dividirá en conservadores y revolucionarios”


Por su parte, Gamal Serhan señaló que “la transición no será de un día para otro, porque además se está atentando contra oligopolios muy poderosos que son parte de un ecosistema que se defenderá a muerte. El mundo, al igual que lo que paso con la vacuna contra el COVID-19, se dividirá entre conservadores y revolucionarios. Es muy probable que al final del día coexistan los dos sistemas, el centralizado de la Web 2.0 y el descentralizado de la Web 3.0”.


El experto recordó que la aparición del blockchain trajo consigo muchos cambios, entre los más importantes la idea de transacciones peer to peer (persona a persona) con un registro único descentralizado multilateral instantáneo: “Mientras el mundo avanzaba en la dirección de centralizar todo sobre la web 2.0, por primera vez la web 3.0 veía en el blockchain el protocolo base que podía hacer realidad su desarrollo. Las empresas y gobiernos han buscado desesperadamente hacerse de nuestros datos y esto ha llevado a la concentración de información, monetizando nuestros datos en su beneficio”.


“La web 3.0, al realizar las transacciones peer to peer, devolverá el control a los verdaderos dueños de los datos, eliminando la necesidad de los intermediarios y el oligopolio de los principales motores de búsqueda y redes sociales, transformando la monetización de nuestros datos en favor de unos pocos a la monetización integrada directamente en el protocolo, que está igualmente disponible para cualquier usuario conectado, convirtiendo la red en pro-privacidad y anti-monopolio”, opinó.


Serhan dijo que con esto tendremos un Internet más inteligente, interoperable y personalizado, que utilizara inteligencia artificial (IA) para analizar BigData producido por el internet de las cosas (IoT) de cada usuario y así adaptarse a cada uno, pasando del Internet de los documentos al Internet de los datos.


“La economía global comenzará a mirar a la economía sostenible, circular y colaborativa como una nueva forma de hacer negocios. Las empresas tendrán que aprender a participar en un modelo verdaderamente descentralizado y quienes no entiendan que deben ofrecer una experiencia de usuario personalizada, quedarán como artesanales y es posible que se contraiga su mercado de manera sustancial o desaparezcan. La razón principal por la que el éxito del blockchain empresarial es limitado, además de la inmadurez tecnológica, es que los modelos de gobierno todavía están básicamente centralizados. Los gobiernos perderán el control de sus ciudadanos y por ende poder sobre ellos, frente al empoderamiento del individuo”, detalló.


Dos realidades en Bolivia


En relación con Bolivia, dijo que “hay dos realidades: los viejos agentes económicos ligados a los tradicionales negocios, en su mayoría dependientes del papá Estado de manera directa o indirecta, y un nuevo ecosistema naciente de startups y emprendedores, que han entendido la transformación digital del mundo y que quieren ser parte de ella”.


“Se atribuye a Gramsci la frase: Una sociedad entra en crisis cuando lo viejo no termina de morir ni lo nuevo termina de nacer. Eso ocurrirá en Bolivia muy pronto, los viejos (no por edad, sino por su concepción de la economía) defenderán a ultranza al Estado y su rol en la economía para defender sus intereses, y los nuevos querrán ser parte de este nuevo ecosistema mundial económico, ofreciendo servicios dentro de este esquema descentralizado”, adelantó.


“La educación se quedó en la primera revolución industrial”


Respecto a los retos del sistema educativo, el analista de las TIC dijo que la educación es el sector más rezagado en el mundo respecto a las trasformaciones que estamos viviendo: “Se ha quedado estancada en la primera revolución industrial. Se enseña con modelos homogéneos, como si se estuviera produciendo pan en masa. Algunas empresas han comenzado a evaluar al personal que contratan ya no tanto por los títulos que tienen, sino por su habilidades y capacidades que demuestran, y a partir de ahí han emergido plataformas de enseñanza que se acomodan a las necesidades y tiempo de los alumnos. Pero la web 3.0 traerá la construcción de sistemas educativos colaborativos, donde el profesor/docente dejará de ser el que enseña y posiblemente se convierte simplemente en el líder del grupo que conduzca una investigación sobre ciertos temas de interés para aprendizaje. De hecho, los programadores, tienen comunidades/foros donde comparten conocimiento de ida y vuelta”.


Gamal Serhan también enumeró para nuestra entrevista los principales “relevos” que tendrán lugar dentro del mundo virtual:

-El navegador Brave servirá como Chrome.

-En lugar de Google Drive o Dropbox, tenemos servicios como Storj, Siacoin, Filecoin o la tecnología IPFS para distribuir y almacenar archivos.

-En lugar de Skype tenemos plataformas como Experty.io.

-En lugar de sistemas operativos como iOS y Android, marcos como Essentia.one y EOS -brindan una puerta de entrada a la nueva web.

-En lugar de Facebook y Twitter, tenemos Steemit o Akasha.

-En lugar de WhatsApp y Wechat tenemos Status

-Ethlance puede tomar el relevo de Upwork.


Edición y entrevistas: Emilio Martínez


Entrevista originalmente publicada en eju.tv, el 16 de enero de 2022.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo